Sin categoría

Interés global por el litio

Por Cámara Aduanera Chile

El litio es un metal de características particulares. Es el más liviano y con el mayor potencial electroquímico, lo que lo convierte en un material ideal para la fabricación de baterías que puedan almacenar una mayor cantidad de energía y con el menor peso posible. Hoy es un metal requerido por la industria internacional para la fabricación de baterías recargables, representando actualmente dos tercios de la demanda.

De acuerdo al estudio realizado por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, el alto contenido de litio en baterías de vehículos eléctricos VE’s (mil veces más que la cantidad que existe en un notebook, por ejemplo), hacen que la demanda actual de litio y, sobre todo, la futura esté estrechamente relacionada con este producto. Lo anterior es un ejemplo que demuestra el carácter de elemento esencial que tiene por estos días el litio, particularmente orientado hacia el desarrollo de baterías recargables para su uso en electro-movilidad, artículos electrónicos y almacenamiento energético, lo que se suma a otros usos tradicionales como es la fabricación de vidrios y cerámicas, grasas y lubricantes, tratamiento de aires, productos farmacéuticos, plásticos y polímeros.

Debido a lo anterior, resulta de interés global el desarrollo de tecnologías para la producción de litio, elemento que entre sus características destaca ser un metal alcalino suave, de color blanco plateado, altamente reactivo, con un punto de fusión bajo y con la máxima capacidad calorífica de todos los elementos. Cuando se habla de producción de litio, el primer aspecto que se debe considerar como parte de la cadena de valor es la fuente del recurso natural o yacimiento y, en consecuencia, las tecnologías disponibles para su extracción, recuperación y obtención.

Yacimientos de Litio

En lo que respecta a los yacimientos, destacan tres principales fuentes potencialmente explotables, las que corresponden a mineral de roca o pegmatitas (26%), salmueras (66%) y rocas sedimentarias (8%). Las dos primeras son las principales y casi únicas fuentes de explotación de litio hoy en día, con un 55% y 45%, respectivamente. La obtención de litio desde estas fuentes naturales implica la necesidad de transformarlo o convertirlo en aquellos compuestos de mayor interés industrial o comercial, por lo que su producción está orientada a satisfacer principalmente la demanda en formas de carbonato (71%) e hidróxido (24%), entre otros compuestos de interés.

El litio es uno de los elementos que mayor atención genera a nivel mundial. Sus yacimientos y comercialización es y serán, sin duda, parte de la futura industria, junto con los restantes desafíos en materias de comercio exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *