NoticiasNoticias generales

ADUANA DE CHILE INICIÓ ESTE 2022 CON UNA INTENSA Y EXHAUSTIVA GESTIÓN DE INCAUTACIONES Y FRENO A LOS ILÍCITOS QUE HAN INTENTADO INGRESAR O SALIR POR NUESTRAS FRONTERAS.

Ya cerrando el 31 de diciembre despidiendo 2021 y sólo a unas horas de iniciar el nuevo año, se comunicó de la incautación de 50 mil unidades de alimento provenientes de China, las cuales intentaron ingresar al país por Valparaíso. Entre los productos incautados se encontraban vienesas, huevos sorpresa para niños, fideos, comida instantánea galletas, golosinas, bebidas gaseosas. Lo grave en este caso es que son productos cuyo etiquetado no está en español, no cuentan con certificados de origen. Su autenticación y composición no dan certeza de su procedencia, son productos potencialmente dañinos ya que se suman a lo anterior suplementos alimenticios, medicamentos de uso humano, dispositivos médicos y cosméticos. Su uso y consumo son altamente riesgosos para las personas y vienen a fomentar el comercio ilícito poniendo en riesgo la salud de los consumidores.

Poco después, el 18 de enero 2022, esta vez a través de la Zofri en la ciudad de Iquique, un nuevo ilícito fue detectado. Esta vez se trató de la fiscalización a una carga destinada a la Región Metropolitana cuyo contenido fue cifrado en 15.224 pares de zapatillas falsificadas, cuyo origen era China. Imitaciones de reconocidas marcas como: Nike Air Jordan 4, Nike Air Jordan 1 y Reebok Classic Leather; de acuerdo con los antecedentes recabados luego de una fiscalización de la carga en aforo, pudieron detectar un patrón que completa este fraude el cual se completa en el punto de recepción final, pasando las unidades por un etiquetado local con imágenes que disfrazan el producto para pasarlo como original.

Producto de lo anterior, se estableció una infracción a las Leyes 17.336 y 19.039 sobre propiedad intelectual e industrial, por lo cual se suspendió el despacho y se notificó de la situación a los propietarios de las respectivas marcas El valor aduanero de la mercancía es de $36.345,32 dólares y su valor comercial alcanza los US$1.979.484,53 “Los contrabandistas van cambiando su modus operandi y en este caso eran copias de los diseños y venían agrupadas por docenas, por lo cual estimamos que en Santiago les pegaban o cocían los logos para completar el engaño”, relató en su oportunidad el Director Regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina Silva, Molina, quien agregó que “se trata de un comercio desleal y que daña la confiabilidad de los consumidores”.

Sólo con un día. de diferencia, el 19 de enero 2022, esta vez por el complejo fronterizo de Ollagüe un camión Boliviano se aprestaba a salir del país con una carga cifrada en un millonario contrabando de electrodomésticos, zapatillas y ropa fue incautado por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas. El vehículo salió de la Zona Franca de Iquique y pretendía llegar a La Paz.

Con controles a la carga que entra y sale del país se perfiló un camión de patente boliviana que en su manifiesto internación al de carga indicaba transportar cables de batería, candados y artículos

para mascotas. Al realizar una inspección física se constató que llevaba un importante cargamento de electrodomésticos y ropa que no estaba declarada.

Los fiscalizadores hallaron un total de 216 fardos de ropa nueva, 6.120 zapatillas de distintos modelos y colores, 60 microondas 01 una lavadora marca Samsung, 60 Televisores de 32 pulgadas y 82 Televisores de 43 pulgadas también Samsung, además de 08 equipos de audio modelo MX-T70. El valor aduanero de las mercancías se calculó en $86 millones 100 mil pesos, mientras que los impuestos que se trataron de eludir superan los $25 millones. El Director Regional de Aduana Antofagasta, Francisco Romero Papasideris, agregó que la mercancía estaba amparada bajo un documento de reexpedición cuyo consignatario es un comerciante de la Avenida Buenos Aires, en la ciudad de La Paz. “El ocultamiento y la no presentación de la mercancía constituye el delito de contrabando y en este caso todo quedó incautado y se iniciarán las respectivas acciones judiciales con nuestro equipo del Departamento Jurídico”.

El 04 de febrero de 2022, en un trabajo en conjunto de inteligencia aduanera en la que participaron las Fiscalías de Antofagasta, Sal Antonio y la PDI, se logró la detención en Antofagasta de un individuo que almacenaba cable de cobre cortado y que no pudo acreditar su origen. La operación concluyó en Puerto de San Antonio, lugar en que fue requisado en total de 12.601 kilos de cable de cobre robado, equivalentes a 150 kilómetros lineales, que estaban almacenados en 19 maxi sacos, listos para partir vía marítima a Corea del Sur.

Así lo dio a conocer el Director Nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, junto a los Subsecretarios de Prevención del Delito, María José Gómez, y de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, junto a autoridades del Ministerio Público y la PDI, quienes concurrieron a San Antonio para verificar los detalles del caso.

El Director de Aduanas destacó el trabajo colaborativo de investigación conjunta con la PDI y el Ministerio Público. “La detención de un sujeto en Antofagasta y las ordenes de investigar determinaron que estudiáramos toda la documentación aduanera de esta persona. Así descubrimos que participaba en una sociedad que exportaba chatarra de cobre. Nuestra Unidad de Análisis de Riesgo logró marcar dos contenedores que se encontraban en San Antonio listos para embarcar rumbo a Corea del Sur. La revisión de la carga por parte de nuestros funcionarios, la PDI y peritos especializados determinó que efectivamente se trataba de cables de cobre robados.”

José Ignacio Palma añadió que es relevante el trabajo de las unidades coordinadoras, en este caso de la zona central, lideradas por el Ministerio del Interior, que ha permitido acceder a información valiosa para actuar y precaver que este tipo de ilícitos se puedan consumar.

El avalúo aduanero de las más de 12 toneladas de cobre es cercano a los 87 millones de pesos, sin perjuicio del valor comercial en el que puede transarse en el comercio informal.

Por su parte, el Subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, indicó que “el efecto que genera el corte y posterior robo de la infraestructura de los servicios de telecomunicaciones es sin lugar a duda un efecto muy negativo en las personas y familias, también es muy negativo desde el punto de vista de la seguridad, de la imposibilidad de ciertos sectores de poderse comunicar con los servicios de emergencia. Hoy tenemos en nuestro país alrededor de 5.3 eventos de cortes de cable de servicios de telecomunicaciones y es por eso por lo que estamos empujando con especial decisión un proyecto de ley que se va a votar el próximo 1 de marzo en la Comisión de Obras

Públicas, Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara de Diputados, que impone penas mayores al delito de corte de cable de servicios de telecomunicaciones. Al mismo tiempo, nos estamos haciendo parte como SUBTEL en las distintas causas de las denuncias y en las querellas criminales presentadas, de modo que podamos hacer un adecuado seguimiento de quiénes son las bandas, las organizaciones de carácter criminal que nos están impidiendo contar con una buena conectividad”.

La Subsecretaria de Prevención del Delito, María José Gómez, felicitó el trabajo intersectorial permite enfrentar el robo de cables de cobre que tanto perjuicio le causa a nuestras familias, empresas, a las pymes, en momentos en que la conectividad es crucial.

En tanto, el Fiscal Jefe de San Antonio Osvaldo Ossandón, señaló que “este tipo de diligencias no puede ser realizada sin un trabajo conjunto de todos los actores. Como Fiscalía estamos preocupados de todas las víctimas de estos delitos: los propietarios de las empresas, los servicios públicos que se ven defraudados con estas acciones, las policías y por supuesto, las personas. Ha habido épocas en que este contrabando ha causado estragos en las poblaciones”.

Finalmente, la Jefa de la Prefectura de la PDI de San Antonio, Subprefecta Siomara González, agradeció el trabajo de las Brigada de Robos de la PDI de Antofagasta y de San Antonio, así como la colaboración de la empresa de telecomunicaciones y de Aduanas que permitió evitar esta exportación

Respecto al trabajo interinstitucional para combatir este tipo de tráfico, cabe destacar que el año pasado se firmó un protocolo conjunto entre Aduanas y el Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos del Ministerio Público que permite la coordinación entre el Servicio, las fiscalías, las policías y las empresas afectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *