NoticiasNoticias generales

América Latina: 2022 cerró con tasas de interés en niveles elevados

Las tasas de interés en América Latina cerraron el 2022 en los niveles más elevados de las últimas décadas, aunque la tendencia a la baja de la inflación en la mayoría de los países de la región en la segunda mitad de este año permite pensar en una moderación de la política monetaria de los bancos centrales de cara a los primeros meses de 2023.

Tras las últimas reuniones del año de los bancos centrales de América Latina, los tasas de interés se han mantenido estables en niveles superiores a los dos dígitos (como es el caso de Brasil o Chile) o con ligeros incrementos (como en México o Perú, donde se aumentaron los tipos en 50 y 25 puntos básicos en el último mes, respectivamente)

La decisión de las autoridades monetarias de paralizar o moderar la subida de tasas se ha producido atendiendo a la desescalada de la inflación en la mayoría de los países en la segunda mitad del año y el temor a una recesión económica.

Así, por ejemplo, la inflación de Brasil ha caído a la mitad desde junio a noviembre, (del 11,9% al 6%). En consecuencia, en las tres últimas reuniones del año, el Banco Central de Brasil optó por congelar los tipos de interés en el 13,75%. Esta elevada cifra podría comenzar a reducirse en la primera mitad del 2023, siempre que los precios continúen por la senda de la desaceleración.

Chile es otro de los países de América Latina que ha optado por mantener los tipos de interés sin variaciones, en el 11,25%. Pese a que la inflación sorprendió al alza en el último mes (situándose en el 13% interanual en noviembre), el Banco Central de Chile ha mantenido esta decisión ante el miedo a una recesión económica, siendo el único país de la región que se enfrenta a un desempeño negativo de su economía en 2023.

En concreto, organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevén que el PIB de Chile se contraiga un 0,7% en 2023. Según la OCDE, la contracción podría ser del 0,5%. En el otro extremo, con un crecimiento por encima del 4% para 2023 se sitúan otros países como Paraguay o República Dominicana, cuyas autoridades monetarias han decidido congelar los tipos de interés en el 8,5% en ambos casos.

A diferencia de la tendencia del resto de países de la región, el Banco de la República (el banco central de Colombia) ha llevado a cabo en su última reunión del año una subida de los tipos de 100 puntos básicos, hasta situar la cifra final en el 12%.

La entidad bancaria ve lejos la reducción de los tipos de interés, aunque no descarta que se inicie la senda de la moderación en los próximos meses, según cómo evolucionen los precios en Colombia. En términos interanuales, la inflación se situó en el 12,5% en el mes de noviembre, tres décimas más que en el mes anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *