El agente de aduana

En 1974, mediante Decreto Ley Ministerio de Haciendo, se crea la figura del Agente de Aduana, y en 1979 se modifica la Ordenanza de Aduana, estipulando su actividad y funciones.

“Profesional, auxiliar de la función pública aduanera, cuya licencia lo habilita ante la Aduana para prestar servicios a terceros como gestor en el despacho de mercancías”.

Entre las labores de este experto se cuentan:

  • Velar por la correcta aplicación de las normas chilenas de exportación e importación.
  • Verificar la aplicación de los tratados y acuerdos comerciales suscritos
  • Elaborar conocimientos de embarque.
  • Brindar asesoría en el cumplimiento de leyes relativas a las nuevas exigencias documentales y físicas sobre las cargas, tales como las normas contra el bioterrorismo.
  • Confeccionar certificados de origen.
  • Verificar sellos.
  • Preparar el aforo de mercancías.
  • Presentar documentos ante organismos fiscalizadores.
  • Gestionar autorizaciones sanitarias, fitozoosanitarias y ambientales cuando es pertinente.
  • Verificar el etiquetado de información comercial.
  • Facilitar las inspecciones de autoridades relacionadas con el sector.
  • Entregar asesoría y servicio integral en las operaciones de exportación e importación.
  • Colaborar para alcanzar la eficiencia en términos de cotos, oportunidad y rapidez de las operaciones de comercio exterior.
  • Aportar con su expertise en la aplicación de los Tratados de Libre Comercio y Acuerdos Comerciales firmados por Chile.
  • Intervenir en la correcta recaudación de derechos aduaneros e impuestos, entre ellos, el IVA.