NoticiasNoticias generales

IPSA cae, arrastrado por derrumbe de bolsas globales que ceden ante alza de tasas del Tesoro y efectos de guerra comercial

Algunos analistas estiman que el índice bursátil cerraría el año con una baja, por primera vez desde 2015.

Un año negativo ha tenido el principal índice accionario local, el IPSA. Muy lejos del 34% que avanzó el selectivo en 2017, en lo que va de 2018 retrocede 7,11%.

Ayer, el índice accionario local cayó 1,22%, hasta los 5.168,9 puntos, su menor valor en un mes, específicamente desde el 5 de septiembre. Su caída está ligada, según los analistas, al derrumbe generalizado que protagonizaron ayer los principales índices bursátiles del mundo, por el alza que han tenido los bonos del Tesoro estadounidense en las últimas semanas y por el impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en el crecimiento global.

Pamela Auszenker, subgerenta de estudios de Bci Corredor de Bolsa, señaló que la baja de las bolsas globales no se debe a un hecho puntual, sino más bien a un conjunto de cosas. Entre ellas, menciona “el tema del conflicto comercial, en que Estados Unidos ayer dijo que va a poner a China en la lista de países que manipulan la divisa. Obviamente, todo ese conflicto está pesando”, dijo. Los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, ayer cayeron 0,42%, hasta una tasa de 3,14%, mientras que los bonos a cinco años anotaron un alza de 0,06%, hasta una tasa de 3%.

En Wall Street, el Dow Jones bajó 2,13%, el S&P 500, 2% y el Nasdaq, 1,25%. En Europa, los principales índices también retrocedieron. El Euro Stoxx 50 cayó 1,77% y el FTSE MIB de Italia cedió 1,84%. Las mayores bajas estuvieron en los mercados asiáticos, donde el Shenzhen de China bajó 4,8% y el Nikkei de Japón, 3,89%. En Latam, el Ibovespa bajó 0,91% y el Merval retrocedió 3,28% (ver infografía).

Principales bajas

Entre las acciones del IPSA que más descendieron ayer estuvo Salfacorp, con una baja de 3,12%; Grupo Security (-2,37%) y CAP (-2,14%).

En este escenario, una de las incógnitas es si el selectivo logrará finalizar 2018 con una rentabilidad positiva, considerando que hasta ahora cae 7,1%. Si bien los analistas se han mantenido optimistas a lo largo del año, ya hay algunos que están actualizando sus proyecciones. Para Pedro Pablo Larraín, de Sartor, el IPSA “se podría mover entre los 4.900 y 5.300 puntos bajo los escenarios actuales”, lo que significa que estiman una baja de hasta 5% respecto de los 5.618 en que cerró a fines del año pasado.

“A estas alturas, y con la volatilidad que se ha generado en las últimas semanas, se han ajustado las expectativas nuestras y del mercado respecto a una recuperación del IPSA”, indicó Larraín.

En Bci Estudios, en tanto, continúan viendo que el índice llegará a 5.600 puntos, al igual que en Tanner que esperan que finalice este ejercicio entre 5.500 y 5.700 puntos.

De cerrar bajo los 5,681 de diciembre de 2017, este sería el primer año en que el IPSA baja desde 2015.

Y aunque queda poco tiempo, Sebastián Vives, gerente de inversiones locales de MCC, dijo que el índice sí podría revertir las caídas, pero “necesita que los mercados internacionales se calmen”.

Aldo Morales, jefe de Estudios de Bice Inversiones, afirmó que “la volatilidad que hemos visto en el año y la decepción en utilidades de algunas compañías relevantes dentro del índice hacen pensar que una probable recuperación estará condicionada al desarrollo de eventos en mercados globales”.

Retroceso
El IPSA cerró con 29 de sus 30 acciones a la baja. La única que subió fue Aes Gener, con un alza de 0,08%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *