DestacamosNoticiasNoticias generales

Gobierno advierte a firma TPS que podría perder concesión por paro

Raúl Celis confirmó su alejamiento del cargo y manifestó sus discrepancias con el Ejecutivo sobre las causas y solución a la movilización que ayer cumplió 20 días.

El Gobierno solicitó la renuncia al presidente de la estatal Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Raúl Celis, y advirtió a la concesionaria Terminal Pacífico Sur (TPS), ligada al grupo Von Appen (Ultramar), que debe garantizar la continuidad operacional del recinto que opera en el puerto de Valparaíso, pues de lo contrario podría perder el contrato.

Las acciones tomadas por el Ejecutivo ocurrieron cuando la movilización de trabajadores portuarios, que mantiene paralizada la actividad en el terminal, cumplió 20 días, con el consiguiente impacto en el movimiento de carga de comercio exterior.

Según trascendió, las autoridades que monitorean el conflicto desde Santiago estimaron que Celis no se habría involucrado lo suficiente en la búsqueda de una solución al problema, lo que habría motivado la petición para que se alejara del cargo.

Anoche, consultado por “El Mercurio”, Celis confirmó que presentó su renuncia y remarcó que lo hizo porque tiene diferencias con el gobierno central respecto de las causas y formas de solución de la disputa. “Hoy más que un paro es un bloqueo a la puerta de ingreso de TPS”, describió.

El ahora expresidente de EPV trazó una clara discrepancia con el tenor de la carta que le enviaron a TPS advirtiéndole del riego de cese de la concesión. “A mi juicio, aquí en ningún caso ha existido como lo ha señalado el gobierno un incumplimiento de las obligaciones del contrato de concesión por parte del concesionario”, subrayó y afirmó que en su opinión se trata de reivindicaciones, justificadas o no, de los trabajadores eventuales que exigen el pago de bonos.

Celis confirmó que EPV ha mandado dos cartas a TPS, una ayer y la primera hace una semana, haciendo notar una falta de observación del contrato de concesión, a lo que la compañía contestó que eso no habría acontecido.

Para Celis, en el caso de TPS hay un menor movimiento, pero no hay un incumplimiento de ninguna obligación con los trabajadores. “A mí me parecía que era más razonable sostener que se habían hecho inversiones, por ejemplo en las grúas nuevas en el terminal 1 y pórticos, y diversas inversiones que perjudicaron el movimiento del puerto y eso justificaba entrar en conversaciones con los trabajadores, pero esas conversaciones debían hacerse de manera fluida manteniendo buenas relaciones con los principales clientes de EPV”.

Según afirmaron varias fuentes que conocieron el escrito, la firma estatal le recordó a TPS que solo un evento de fuerza mayor le permite no cumplir con normalidad sus operaciones. Sin embargo, agregaron, el conflicto en ese puerto se ha extendido por no llegar a un acuerdo con los operadores movilizados. Esto, a diferencia de Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL), que sí logró aplacar el movimiento y retomar sus labores.

Fuentes cercanas a TPS aseguraron que la intención de la compañía es que no ocurran situaciones de fuerza mayor que afecten la actividad portuaria. Recordaron que la carta llegó el miércoles, el día de mayores problemas de orden público y de violencia desde que comenzó el conflicto liderado por trabajadores eventuales en noviembre.

Ayer, en un comunicado, TPS rechazó y condenó “enérgicamente” los actos de violencia del miércoles cometidos por manifestantes que mantienen bloqueado el puerto de Valparaíso. La compañía añadió que “a raíz de estas acciones de fuerza”, aún no le es posible operar con normalidad.

 

Fuente: El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *