NoticiasNoticias generales

Francisco Cruz: “Chile y Panamá son países afines en sus plataformas portuarias”

Ex embajador de Chile en Panamá dio cuenta de su gestión y del dinamismo de la relación bilateral

Francisco Cruz (Abogado UC, 45 años) luego de culminar su misión diplomática como embajador de Chile en Panamá decidió migrar al sector corporativo donde ahora ejerce como ejecutivo del Grupo Empresas Navieras. Durante los cuatro años de su gestión, el Canal, la actividad marítima auxiliar y el propio impulso empresarial de Chile en el Istmo vivieron cambios trascendentales.

Entre estas transformaciones se cuentan: la inauguración el Canal Ampliado; el cambió en la regulación en pos de flexibilizar el desarrollo de servicios marítimos auxiliares para la inversión extranjera; se establecieron relaciones diplomáticas con China; Panamá se transformó en primer destino de IED de Chile en la subregión; Chile multiplicó por 11 su Balanza Comercial con Panamá y duplicó las Exportaciones FOB en bienes a ese país, explicó a MundoMarítimo.

Como testigo presencial de estos acontecimientos, relata, desarrolló un plan de acompañamiento a las inversiones chilenas marítimas: “le dimos el mayor valor público y visibilidad al rol del sector privado y profundizamos el entendimiento de los actores involucrados”.

Encuentro inédito

Cruz plantea que años atrás Panamá no era una plaza de alta visibilidad por lo que entendió que había una oportunidad objetiva de cambiar el eje de las cosas. “Comencé a construir sinergias entre actores y sectores que muchas veces operaban de manera dispersa”. En ese sentido, considera que uno de sus logros fue haber reunido a dueños de viñas y líderes gremiales chilenos en un encuentro empresarial inaugurado por el propio Presidente Juan Carlos Varela y que contó con la presencia de parte de su gabinete en el edificio de la Autoridad del Canal de Panamá.

La ACP, no solo una cuestión de tarifas

Otro de sus hallazgos, da cuenta, fue encontrar en la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) una contraparte de relación que fuera más allá de lo meramente institucional. “La importancia en esa vinculación era más trascendente y estratégica que preguntar por las tarifas de tránsito y, de esa forma, construimos una agenda de valor con el ministro del Canal, su administrador y vicepresidentes para abordar desafíos de nuevas inversiones en zonas adyacentes y oportunidades de negocios para capitales chilenos”afirma.

Estoy muy contento que parte de ese entendimiento, especialmente en proyectos que iniciamos el 2015 como el hub agroindustrial y la Ruta de Cruceros entre Panamá y la V Región hayan sido reforzados durante la reciente visita del Presidente Piñera. Eso habla bien de nuestra política exterior y trabajo de largo plazo de los embajadores de Chile, que representan al Estado, más allá de los ciclos del Gobierno de turno”,manifiesta.

Diplomacia de redes

Franciso Cruz también puso el acento en la visibilidad de su gestión: cobertura en el tránsito de La Esmeralda por el Canal de Panamá, columnas editoriales en medios locales e internacionales, edificios encendidos con los colores patrios para el 18 de septiembre y una presencia intensa en redes y medios digitales. “La alianza con los medios de comunicación es clave. La Diplomacia moderna se hace de cara a los medios y visitándolos”, apunta, y enfatiza que “en la era global las RR.EE. dejaron de ser un monopolio de la Cancillerías y hay que saber agregar valor al trabajo del diplomático desde los Medios, conectándose con socios estratégicos porque el sector privado es un gran driver de política exterior también”.

CAM Panamá 2018

Francisco Cruz también se refierió al reciente Foro de la CAM en Panamá donde se trataron algunas tendencias de la industria, entre ellas el tema eje de la Conferencia, esto es las Asociaciones Público -Privadas, conocidas también como las APP.

Al respecto explica que lo primero por decir es el cambio de los proyectos de APP portuarios. “Antes teníamos negocios de servicios básicos como carga, descarga y acopios. Hoy los proyectos de APP portuarios se conciben como plataformas logísticas con impacto financiero. En la actualidad el desarrollo de la industria de contenedores o distribución de carga bajo regímenes aduaneros y fiscales especiales (como obviar el impacto de los TLC en aquello) demanda nuevas condiciones de entorno empresarial, de manera de que los puertos sean sostenibles bajo esquemas de servicios de integrados y multimodales”.

En el caso de Chile, explica, eso se ejemplifica en el ZEAL de Valparaíso, en el debate sobre el tren Valparaíso-Santiago o en la sofisticación de zonas de respaldo. Panamá también ha tenido lo suyo con la discusión de inversiones en las 1.200 ha de la zona oeste de las Esclusas (zona revertida) o en el desarrollo de un puerto en Ro-Ro en Corozal con un parque logístico.

Pero también el negocio naviero ha cambiado la visión y concepto de los puertos que hoy son zonas logísticas en áreas físicas no necesariamente contiguas a los terminales, lo que ha permitido liberar espacios en áreas portuarias congestionadas y construir economías de escala en la cadena del comercio exterior. “Así hoy conviven espacios colindantes en áreas de control aduanero, depósitos, puertos secos y zonas de respaldo multipropósito. Hoy el ‘puerto’ es un eje vertebrador de un conjunto de negocios que se reúnen y entienden bajo su actividad y que además deben dialogar con el entorno urbano y la ciudad”, afirma.

También apunta los cambios regulatorios: “el contrato se vuelve cada vez más complejo, abarcando diferentes actividades y elencos de Autoridades Otorgantes o participantes. Esto significa, en la práctica, un gran esfuerzo de coordinación interinstitucional y demanda tomadores de decisión y actores que no sólo conozcan la industria, sino que entiendan cómo funciona el mercado, sus lógicas contractuales y como se negocia con el Estado”.

Este cambio de paradigma, afirma, “llegó para quedarse por los fuertes cambios en la fisonomía del negocio naviero que ha vivido una década de transformaciones profundas y que ha llevado a alianzas, acuerdos y fusiones, amén de plantear el desafío de adelantar tendencias y revisar permanentemente las rutas interoceánicas”.

Por último- reflexiona- el peso de las economías nos empuja hacia los incentivos de cadenas de valor global para disminuir costos contractuales. Aquí los expertos visualizan que la preeminencia de la “competencia intraportuaria o intrasistema” está dando paso a una “competencia interportuaria” y de “redes de servicio” y en esto “Panamá y Chile son países liked minded en sus plataformas portuarias (recordemos que ambos países lideran ranking de desempeño logístico del WB) que pueden desarrollar inversiones compartidas en esa dirección”.

Fuente: Mundo Marítimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *