Cámara al día

Economista de Empresas Taylor: moderadamente escéptico frente a mejoras adicionales de reactivación mundial

El economista y asesor de Gerencia General de Empresas Taylor, Germán Vera, afirmó que, en materia económica, “todas las buenas noticias ya llegaron, y el problema es que podemos tener noticias, pero lo más probable es que no sean tan buenas”.

El especialista analizó el impacto del Covid-19 en la economía y el comercio exterior del país, en la vigésimo primera jornada del Ciclo de Sesiones Virtuales de la Cámara Aduanera de Chile.

En la oportunidad, Felipe Serrano Solar, presidente de la Cámara, expresó que “hoy, más que nunca, nuestro sector, como actor determinante para el comercio exterior del país y a nivel mundial, está evidenciando la necesidad de generar cambios claves para ser competitivo y estar a la altura de nuestros pares, tanto en la región como a nivel mundial”.

Vera destacó que la recuperación económica en el mundo ha sido más rápida de lo esperado, lo que da pie para que todas las buenas perspectivas estén internalizadas. “Por lo tanto, yo soy moderadamente escéptico de las mejoras adicionales que reactiven más la economía mundial, creo que ya están internalizados los datos sobre la forma en que se puede tratar el coronavirus y estoy más a la espera de noticias que puedan corregir estas expectativas positivas a la baja”, advirtió.

Sobre Chile, dijo que el sector exportador en su conjunto logró mantener montos de exportación a pesar de la crisis mundial. “El shock de demanda que ya tuvimos debiese pasar el próximo año, y con un grado adicional: como las existencias ya se apretaron, cualquier aumento en el producto va a significar efectivamente un aumento en la demanda interna que implica un aumento en el transporte. No hay espacio para disminuir más las existencias”.

Agregó que el país está a la espera y la gran incógnita que permanece se refiere al empleo y la estabilidad institucional. “La economía tiene visos de comenzar a repuntar en el último mes, pero el desempleo tiene una cualidad: se demora mucho más en volver, si es que vuelve, a su condición original”. En ese sentido, explicó que la cartera de inversión directa en el país está muy cargada a proyectos intensivos en capital, principalmente de energía, y no van a contribuir tanto a recuperar empleo.

Recordó que los desórdenes posteriores al 18 de octubre de 2019 implicaron una caída de 2,15% en las perspectivas de crecimiento del país, en tanto otro -6% es atribuible a la crisis del coronavirus. “Un nuevo golpe equivalente al crecimiento equivaldría retrasar el regreso a la situación de 2019 para fines de 2023”, señaló.

Sin embargo, destacó que hoy se sabe mucho más que en marzo acerca del Covid-19, que ha disminuido su letalidad en el mundo y, con un adecuado manejo, la tasa de infección podría decrecer significativamente. Aun así, la cronicidad que está manifestando la enfermedad está provocando que, en Estados Unidos, un 75% del trabajo de oficina sigue siendo no presencial, lo que pronostica algo similar para Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *