Sin categoría

Costos de operación de buques se moderan debido a menores gastos asociados a la pandemia y a la diminución de mantenimiento

La inflación de los costos de operación de los buques se ha ralentizado este año debido a que algunos gastos relacionados con COVID-19 se han descartados y a que los elevados ingresos de los buques han animado a algunos armadores a posponer trabajos de mantenimiento no esenciales, pero los desarrollos macroeconómicos más amplios están aumentando los riesgos inflacionarios, al igual que lo harán las iniciativas de descarbonización, según el último informe Ship Operating Costs Annual Review and Forecast 2021/22 publicado por Drewry.

La consultora estima que el promedio de los costos operativos diarios en los 47 tipos y tamaños de buques diferentes cubiertos en el informe aumentó un 0,7% en 2021, lo que representó una fuerte desaceleración del aumento del 4,4% registrado en 2020, cuando el Opex (gastos de operación) aumentó a su ritmo más rápido en más de una década. Esto se compara con los aumentos del 2-2,5% en los dos años anteriores y una disminución neta del 8% en los costos de operación durante 2015-17.

“A medida que algunos costos relacionados con la pandemia se han descartado y el comercio marítimo se ha recuperado, el gasto medio en Opex ha aumentado moderadamente en 2021”, dijo Latifat Igbinosun, jefe de investigación de Opex de buques en Drewry. “Los armadores han aprovechado la reanudación del crecimiento del comercio y el aumento de los ingresos de los buques para mantenerlos en servicio durante más tiempo, deprimiendo algunas áreas de gasto”.

Una alta proporción de los aumentos de Opex de 2021 fueron impulsados por los costos de los seguros marítimos, que aumentaron un 4,3%, ligeramente superior al 4% registrado durante 2020. Esto se debió a un endurecimiento de las primas de casco y maquinaria (H&M) y de protección e indemnización (P&I) durante 2020, y esto continuó en 2021. Sin embargo, el gasto se redujo en almacenes, en reparación y mantenimiento (R&M), ya que algunos de los costos relacionados con COVID-19 se deshicieron y los buques tuvieron un tiempo de inactividad limitado para trabajos de mantenimiento durante el año.

El aumento de los costos fue generalizado en todos los principales sectores de transporte de carga por cuarto año consecutivo, aunque a un ritmo mucho más lento en comparación con el año pasado. Las últimas evaluaciones incluyen buques de los sectores de contenedores, productos químicos, graneles, tanqueros, petroleros de productos, GNL, GLP, carga general, frigoríficos, Ro-Ro y Car carriers.

Proyecciones

De cara al futuro, a pesar de la alta demanda de carga en muchos segmentos de buques, las perspectivas de los mercados de flete siguen siendo muy inciertas y la prevalencia de la pandemia continúa perturbando las operaciones de los buques. Por lo tanto, Drewry espera que se mantenga la presión sobre los costes, lo que amortiguará cualquier inflación probable, pero la normativa de descarbonización aumentará la carga de los costos de los armadores a medio plazo.

“A pesar de las suaves perspectivas que se desprenden de la previsión central de gastos de explotación de Drewry, sigue existiendo cierto riesgo de un mayor endurecimiento del mercado de los seguros, así como de un aumento de la inflación de los precios macroeconómicos, lo que podría inflar los costos de explotación”, añadió Igbinosun. “Sin embargo, esperamos que las presiones inflacionarias más amplias sean contenidas por las medidas políticas”, concluyó.

Por MundoMarítimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *