Sin categoría

334 buques con una capacidad combinada de 2,2 millones de TEUs esperan un sitio de atraque en los puertos del mundo

Los problemas de la cadena de suministro mundial amenazan las entregas navideñas del retail, al presentarse una congestión portuaria sostenida en EE.UU., y ahora en algunas partes del Reino Unido. Mientras que la congestión de buques se ha reducido a poco más de la mitad respecto a mediados de agosto en el puerto de Ningbo, China, el fenómeno en los puertos de importación es preocupante, indica un artículo publicado por VesselsValue (VV).

De acuerdo con la consultora, el mercado de los portacontenedores ha estado sometido a una enorme presión durante el último año, con una demanda reprimida asociada al Covid que ha impulsado el gasto de los consumidores, a lo que se han sumado periodos de mal tiempo en China y los cierres de terminales a causa de la pandemia, que han contribuido a la elevada congestión de los puertos en Asia.

Como consecuencia, los precios del transporte marítimo han continuado ajustándose debido a la falta de capacidad de los buques, y estas interrupciones se están extendiendo a las cadenas de suministro en tierra. En la USWC, los puertos de Long Beach y Los Ángeles se encuentran entre los más afectados, con una congestión significativamente alta que muestra pocos signos de alivio en la proximidad de la Navidad, ya que un número récord de buques permanece a la gira a la espera de descargar.

Según VV actualmente hay 334 portacontenedores (ULCV – Sub-Panamax) permanecen a la gira de los puertos en todo el mundo, lo que equivale a un total de más de 2,2 millones de TEUs.

Felixstowe es uno de los principales puertos de Contenedores del Reino Unido, que suma la recalada de 927 Post-Panamax, 554 Panamax, 532 ULCV y 484 Neopanamax desde principios de 2021.

La mayoría de los contenedores que arriban al Reino Unido transportan productos manufacturados desde los centros de exportación de China, que van desde juguetes, equipos de fitness, productos eléctricos y ropa hasta alimentos congelados, y el 40% de las importaciones en contenedores del Reino Unido se movilizan a través de los puertos.

De acuerdo con VV, Felixstowe es el último puerto que ha informado sufrir congestión, ya que la grave escasez de camioneros hace que los contenedores se acumulen en los centros de almacenamiento del puerto. Esto dificulta cada vez más la carga/descarga de contenedores.

Los buques pasan más tiempo de lo habitual en el puerto para descargar y zarpar debido a la acumulación de contenedores en los patios de las terminales, lo que provoca interrupciones en los cronogramas de las líneas navieras y reduce aún más la disponibilidad de los buques. Desde principios de mes, 31 buques han pasado por Felixstowe, lo que equivale a una capacidad total de 281.408 TEUs. Esto es un 45% menos que el mismo período en 2020, y un 51% menos que el mismo período en 2019, lo que sugiere que el puerto está luchando con los tiempos de respuesta.

Las interrupciones que se están viendo podrían significar que el retail deba luchar por llenar sus estantes en Navidad, sin un flujo constante de contenedores que se movilicen a través del puerto y suficientes camiones para redistribuir los productos fabricados.

Algunas líneas navieras han informado de que están desviando los buques a otros puertos europeos para evitar el cuello de botella de Felixstowe y mantener los buques en movimiento. El “Marchen Maersk” (18.340 TEUs) navegaba en ruta desde Tanger (Med), cambiando el rumbo de Felixstowe a Wilhelmshaven (Alemania) el 13 de octubre en un intento de descargar más rápido.

VV expone que las cosas que tardan más tienden a costar más, por lo que verse obligado a tomar decisiones para cambiar los itinerarios de los buques y quedarse retenido en puertos congestionados puede resultar especialmente costoso para las navieras. El retail también realiza la mayor parte de las ventas en esta época del año, por lo que, si lo que tiene dificultades para abastecerse de suficientes stocks y los márgenes de beneficio disminuyen, “podríamos ver cómo el precio se traslada al consumidor”, se advierte en el artículo.

También, señala, es posible que aumente el uso de medios de transporte alternativos para llevar los productos a las tiendas, como el ferrocarril y el transporte aéreo, aunque los problemas de distribución afectan simultáneamente a la mayor parte de la cadena de suministro.

Por MundoMarítimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *